Actualidad|

El Grupo Regional de Cooperativas Plataneras de Canarias, COPLACA, ha desarrollado un folleto informativo dirigido a propietarios y técnicos de fincas de plátanos afectadas directa o indirectamente por la erupción del volcán Cumbre Vieja.

La deposición de las cenizas y picón sobre las huertas suponen un problema que afecta negativamente al crecimiento, producción y calidad de plantas y racimos.

Recuperar la productividad de una finca va a depender de la situación de partida y de los recursos y plazos que manejen en cada caso.

  1. Cantidad de ceniza depositada: los análisis realizados indican que la ceniza no es tóxica para el suelo, pero puede dificultar las tareas si en lugar de replantar se pretende recuperar las plantas con capados y deshijados. Hay que valorar si se retira parcialmente o se mantiene en la parcela y saber que puede mantener más tiempo la humedad del suelo (hay que repensar caudales e intervalos de riego, su técnico le puede asesorar).
  2. Estado actual de las plantas (hojas sanas, hijos, cogollos…). Si se pretende recuperar la plantación con el material vegetal presente, este debe tener vigor suficiente para desarrollarse y permitir el crecimiento de los hijos o yemas (capones) que se seleccionen.
  3. Disponibilidad de agua: hay fincas en las que actualmente (marzo 2022) no está garantizado el suministro de agua a una fecha concreta. Importante el estado de las conducciones de riego internas, por si se han deteriorado o se pudieran ver afectadas al replantar.
  4. Disponibilidad de maquinaria y aperos (tractores, trituradora, cavadora…).
  5. Disponibilidad de mano de obra especializada en caso de hacer capados.
Close Search Window
Ir al contenido