<< Regresar a la página anterior (Instalaciones)

1. Recepción de la fruta

Sorribando los terrenos para la cooperativa

Cada socio declara la marca prevista de sus parcelas con al menos una semana de antelación. Con ellas el encargado general del almacén elabora los albaranes de recogida de fruta, que se agrupan por zonas. La fruta se va recogiendo en camiones dotados de jaulas, con una capacidad para 35-40 racimos de entre 30 y 40 kg cada uno.

4. Paletizado

Aguacates

Con la fruta en las cajas, la etiquetadora coloca las pegatinas de "Plátano de Canarias" en los racimos. De ahí pasan a los paletizadores automáticos, que se encargan de apilar las 36 cajas que los conforman. El sistema mantiene la trazabilidad (identificación del socio, la parcela, la fecha de recolección, etc.), incluso si trabaja a la vez con la fruta de cuatro asociados diferentes.

2. Desmanado y lavado


A través de unos polipastos o grúas los operarios descargan las piñas de plátanos, que van pasando a cualquiera de las cuatro líneas de empaquetado. Los desmanadores se encargan de desgajarlas en racimos (manos) mediante una cuchillas (podonas). A continuación las manos se lavan minuciosamente para liberarlas de la suciedad acumulada durante el traslado.

5. Almacenado y transporte

Aguacates

Desde el llenado de la caja, el proceso es automático. Tras hacerlos pasar por el flejador, solo es necesario usar una carretilla elevadora para colocar los palés en un tráiler refrigerado o en alguna de las dos cámaras de conservación (con capacidad para 20.000 kg cada una). El sistema permite gestionar una producción potencial de 3,5 millones de kilos por linea y año.

3. Clasificación


Los racimos pasan luego a los clasificadores/as, que les asignan una de las tres categorías reconocidas (Extra G, Extra y Primera) y los colocan en la caja correspondiente. Ese es el proceso habitual, ya que afecta a tres de las líneas del empaquetado (21 puestos). En la cuarta línea (8 puestos) el lavado es por inmersión y la clasificación es un paso previo.

Aguacates

Aguacates

Aunque su volumen de producción es inferior al del plátano, los aguacates forman una parte esencial del trabajo del empaquetado. Por eso esta fruta cuenta con sus líneas independientes de envasado y manipulación. Sin embargo, y a pesar de que pueden llegar a envasarse hasta 40.000 kilos por semana, su trazabilidad está también garantizada.